22 junio 2007

Contaminación se llama CELCO

HASTA CUANDO CELCO
La contaminación del río Mataquito, provocada por desechos tóxicos vertidos desde la planta de celulosa Licancel, quedará por mucho tiempo en la retina de la gente de Licantén y la zona costera de la provincia de Curicó. Pero probablemente ningún habitante de la zona dirá que se trató de una sorpresa. En cierto modo, “los hombres de piedra”, como diría un licantenino, el poeta Pablo de Rokha, están acostumbrados a este tipo de “eventos”, el eufemismo con el que algunos prefieren referirse a la masiva muerte de peces descubierta a comienzos de este mes en la desembocadura del cauce, en el balneario de Iloca, cuya responsabilidad fue ya atribuida por el intendente de la Región del Maule a la firma propiedad de Celulosa Arauco, el brazo forestal del grupo Angelini.
No es ninguna sorpresa, aseguran también en la zona, que Celulosa Arauco descargue riles –los residuos industriales de su producción– al curso fluvial “aprovechando las crecidas”. Ni resulta novedoso si se tiene en cuenta que se trata del segundo episodio de contaminación que ha ocurrido en el río en los 12 años que la planta, construida en 1976, lleva en poder de Celco.
El primero fue en diciembre de 1999, cuando, al igual que ocurrió ahora, cientos de peces aparecieron muertos en el curso del río Mataquito. Entonces, y aunque todas las sospechas apuntaron a la fábrica de celulosa, fue imposible determinar su responsabilidad, ni tampoco quedó claro si fueron los desechos industriales tóxicos, producidos en el proceso de limpieza y mantención de sus instalaciones, los que provocaron la muerte de la fauna y la flora del río, cuyo nombre significa “estrujar el tuétano”.
Pese a la acción judicial que emprendieron aquella vez la Comunidad de Regantes Lora-Quelmén y el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, reivindicando el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, consagrado en el artículo 19 de la Constitución, la investigación quedó en nada y la planta siguió operando. Pero en Licantén y las localidades costeras de Iloca, Duao y La Pesca nadie olvida aquel episodio. “Se murió todo, peces, algas, todo. Antes costaba navegar, ahora hay puro fango”, admite José Rivera, dirigente de los pescadores artesanales de este último poblado.
Según recuerdan los lugareños, la mortandad de peces de principios de este mes es igual o peor a la de hace ocho años. “Cuando ocurrió la contaminación de 1999 fue lo mismo que ahora, pero quedó en nada. Esa vez, gente de Celco ‘mojó’ por debajo a muchos para silenciar”, denuncia otro dirigente de La Pesca.
Pese a esta lectura, el director ejecutivo (S) de la Comisión Nacional de Medio Ambiente, Rodrigo Guzmán, dice que lo ocurrido en 1999 no puede ser comparado con el último episodio. “No son hechos comparables. La situación hoy es distinta, hay una mayor conciencia de lo que puede ocurrir y el Estado está para hacerse cargo. Lo que preocupa y es indispensable ahora es atender las consecuencias ambientales”, sostiene
Ciento cinco pescadores de Iloca y alrededores, que se vieron afectados por el daño ambiental provocado por la contaminación de las aguas del río Mataquito interpusieron en el tribunal de garantía de Licantén, Séptima Región, una querella criminal en contra de las autoridades y funcionarios públicos que permitieron que ocurriera el desastre ecológico. También, en contra de los operarios, agentes, ejecutivos, gerentes o propietarios de la empresa Celulosa Arauco Constitución, que resulten responsables de daños a los recursos hidrobiológicos de la zona.
Los pescadores son asesorados por los abogados Alex Quevedo y Lorenzo Soto, quienes también ejercieron acciones legales en contra de Celco en el caso de la contaminación del río Cruces, en Valdivia, y señalan que cuentan con informes de la seremi de Salud y la Conama de la región del Maule para sindicar a la planta de celulosa Licancel como la responsable de la existencia de ductos ilegales y de la emisión de sustancias tóxicas a través de éstos.
"Dichos informes señalan que existió un derrame, de proporciones, de licor negro al interior de la planta, y que éste fue evacuado a través de estos ductos", agregó el abogado Lorenzo Soto, quien añadió que la querella criminal se basa en los artículos 196 de la Ley general de pesca y acuicultura y el artículo 291 del código penal , que sancionan a quienes propaguen indebidamente sustancias o elementos que sean susceptibles de poner en peligro la salud animal y vegetal o el abastecimiento de la población, como ocurrió en el caso del río Mataquito.
Los abogados indicaron que esta querella criminal es sólo la primera acción legal que iniciarán, pues más adelante interpondrán dos demandas por daño ambiental y patrimonial e indemnización de perjuicios,en representación de todas las personas que resulten directa o indirectamente afectados, como son pescadores artesanales, propietarios ribereños, microempresarios turísticos y todo aquel que pueda demostrar daño producto de la contaminación.

11 Comments:

Anonymous testigo said...

Son muchos los diarios que han dado la alerta acerca de la mortandad de peces en el Rio Mataquito. Lo importante no es eso. Lo importante es que se estan muriendo los peces, animales y posteriormente, por que no decirlo podrían morir los habitantes de la zona, producto del consumo de agua para riego y otras faenas agrarias. Quienes han ido a la zona de Constitución, coincidiran conmigo que el olor que despiden las plantas de celulosa es horrible. El nivel de contaminación que ellas generan es espantoso. Y eso que estoy finito para describir el hecho.

22 junio, 2007  
Anonymous ERNESTO ECOLOGICO said...

Mediante un comunicado público emitido esta tarde, la empresa Celulosa Arauco y Constitución (Celco) asumió “anomalías” en las faenas de producción de la Planta Licancel, sospechosa de haber contaminado el río Mataquito, en la Séptima Región, provocando la muerte de miles de peces e, incluso, una vaca y tres ovejas.
Pese a que la empresa asegura haber solicitado un informe específico y detallado a la Universidad Católica de la Santísima Concepción mediante el cual se obtendrá una versión más acabada y específica sobre lo sucedido, también afirma haber hecho estudios preliminares e internos, mediante los cuales “se ha podido comprobar que existieron anomalías en la planta”.
Producto de lo mismo, Celulosa Arauco tomó en forma inmediata la decisión de removar a la plana gerencial de la Planta Licancel ubicada en la Región del Maule, lo que incluye la salida de su gerente general, además del subgerente de Producción y del subgerente de Medio Ambiente.

VALE EL RECONOCIMIENTO, PERO EL DESASTRE YA ESTA HECHO Y ESTA EMPRESA DEBERIA SER CLAUSURADA POR UN LARGO TIEMPO.

22 junio, 2007  
Blogger daniel eysette said...

Hace unas semanas que en los noticiarios empezaron a dar cuenta de la extraña mortandad de peces en el río Mataquito a la altura de Licantén. Después siguieron algunos vacunos que aparecieron muertos a orillas del afluente y toda la gente abrió los ojos y dijo noooooo... algo pasa acá. Expertos se concentraron en las orillas del cauce y sacaron muestras y muestras de agua... Resultado... contaminación.



Hace unos años todo Chile se enteró de la muerte masiva de cisnes de cuello negro en el santuario de la naturaleza "Carlos Anwandter" en Valdivia ¿Por qué ocurría esto en las aguas del río Cruces? Se preguntaron todos y los expertos fueron a las orillas del caudal, sacaron muestras, examinaron las mismas... Resultado... contaminación.



En ambos casos hay nun factor común y tiene un nombre... CELCO

22 junio, 2007  
Blogger luis alberto said...

Señores, estamos ante una industria que tiene papeleras en Arauco - Constitución - Misiones - Río Itata - Río Mataquito, propiedad de Anacleto Angelini (Lugar 119 en el ranking de los hombres más ricos del mundo... rico... de millonario... obviamente); que indiscriminadamente descarga los residuos de líquidos industriales (Riles) a las aguas de los ríos en cuyas cercanías se ubican sus instalaciones.

22 junio, 2007  
Blogger Alfonsina said...

Hola!!!

La pregunta es: Se evitarán nuevas contaminaciones con la simple denuncia? Se podrá reparar el daño causado? Se volverá a sobornar para mantener el silencio, o peor, para permitir que este tipode situaciones sigan ocurriendo?

Un abrazo

Alfonsina (...Cicuta O Maleza?...)

25 junio, 2007  
Anonymous ester rozas said...

Deberían tomarse medidas mas drásticas contra esta empresas, pues las sanciones no son tan graves, cometen una y otra vez los mismos errores y esto no da para más.

01 julio, 2007  
Anonymous felipe said...

Celco otra vez, y yo digo
como miles
hasta cuando??

01 julio, 2007  
Anonymous ROSARITO said...

OTRA VEZ CELCO
HASTA CUANDO?

04 julio, 2007  
Blogger cristian said...

Yo pensaba que la contaminación también se llamaba ENAP Bio Bio, pero veo que para ustedes el petroleo estatal no contamina.

10 julio, 2007  
Blogger rodrigodq said...

Cristian
Contamina igual y es condenable por igual, pero Celco ya es la cuarta vez que produce un accidente medioambiental, y esto es intolerable.

11 julio, 2007  
Blogger cristian said...

Entonces, me quedo en espera de tu pr{oximo post acerca de ñla indignación que te produce la contaminación de San Vicente por la estatal ENAP, y el manto de silencio con el que el gobierno de Bachelet cubre este desastre, porque tú, me imagino, estarás indignado por tu fuerte compromiso ecológico, y no como una forma de usar lo de CELCO con fines políticos, verdad?
Para los que quieran interiorizarse técnicamente en el tan poco comentado desastre de SAn Vicente y sus consecuencias ecológicas y humanas, sirvanse leer este blog hecho por la impotencia ante la falta de respuesta gubernamental , por parte de biologos marinos expertos de la zona
derramesanvicente.blogspot.com

12 julio, 2007  

Publicar un comentario

<< Home